Ataques de euforia, personal

Correr a las 3 de la mañana

Ya sé que había dicho que estaba aburrida de escribir y que me iría a dormir pero recordé algo que me gustaría (ahora que aún lo recuerdo).

Tuve una “crisis de eurforia” antes de ayer que relataré a continuación, sin demasiadas pretensiones:

El sábado queria salir y estuve verdaderamente euforica bailando en casa con mi mejor amigo, me duché y quedé con todas las personas posibles como es habitual en mi  cada fin de semana pero decidí (también como es habitual) después de las 10 de la noche que ya no me interesaba salir  pues recuerdo que casi el 90% de mis salidas terminan en problemas y me embargó una pereza enorme, asi que como siempre dejé colgada a la gente con la que había quedado (que no sé como me creen todavía que voy aparecer, que ingenuos), me tomé una pastilla para dormir (Zolpidem)  y las 23 estaba durmiendo…  pero, como no todo es tan hermoso, a las 2:00 vino mi compañero de piso con su novio y me despertó, asi que tuve que tomar otra pastilla pero no logré dormir y me puse euforica con ganas de “marcha”, me vestí y empecé a correr, sin embargo eso me puso más euforica, asi que empecé a buscar una discoteca abierta, no la había. Ya eran las 2:30 am… me fuí al centro de Madrid con a intención de ir a un after (lo cual es increible teniendo en cuenta que vivo en un pueblo y debo tomar el cercanías) y como era de imaginar me metí en problemas como cada vez que estoy así, me puse a pelear con los guardias de seguridad de la renfe de puerta del sol y casi termino en la carcel, menos mal que tengo angeles de la guarda por todo Madrid, en esta ocasión fue mi amigo Carlos que vino a pagar una multa y después me llevo a su casa para que durmiera un poco.

Eran menos de las 7 de la mañana y yo tenía mucha hambre asi que me comí una pizza, y 3 sandwishes con bastantes lonchas de jamón york y queso, intenté quedarme dormida en la casa de Carlos pero no pude, asi que me devolví para mi pueblo, me tomé una pastilla para dormir y me comí todo lo que encontré en el frigorifico, al cabo de una hora ya estaba dormidisima y sin ganas de nada. Los tipicos atracones

…y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s