Ataques depresivos

DISFORIA

Mi corazón se desangra, son estas (mis) cicatrices demasiado profundas que nunca sanan…

A veces me parece ver el final, a veces me parece que no me lo merezco y que tarde o temprano acabará pero la sombra del horror se vuelve a posar sobre mi y apretó mis ojos lo más fuerte que puedo hasta que todas las figuras a mi alrededor se fundan en una luz blanca parpadeante que sólo yo veo; me acurrucó en mi cama y abrazo mis piernas hasta que el día acabe.

No importa quién soy si yo misma no lo recuerdo, no puedo respirar más y siento la presión en mi corazón tan fuerte que que va a estallar pintando las paredes del carmín de mi sangre.

Deseo desaparecer, deseo desaparecer…oh dios, si existes hazme desaparecer!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s