Neutrales

Dulce cotineanidad

Llevo una semana más o menos con flouxetina + bupropion,  puede que no tenga nada que ver pero ya me siento mucho mejor y ya no tengo ganas de llorar, lo cual no significa necesariamente que no esté deprimida, aunque si bastante más optimista porque creo que podría salir de este agujero.

He renunciado a pedir el grado de discapacidad porque he decidido estudiar psicología y me gustaría ejercer clínicamente.

No sé que me depare el futuro respecto al tlp (borderline, trastorno límite de la personalidad) sé que podría empeorar en cualquier momento, necesito amor desesperadamente, pero me niego a caer de nuevo en la promiscuidad, porque luego del orgasmo los niveles de serotonina caen estrepitosamente por lo cual termino sientiendome más sola que nunca.

Soy guapa y lo sé, aunque a veces mi baja autoestima me haga caer en la bulimia, sé que soy una mujer llamativa y difícil de ignorar.
Siempre los hombres se sienten extrañamente atraídos a mi, uno me ha dicho que soy hechizante, guapa, inteligente pero que no me tendría como novia.

Soy perfecta, dicen (aunque la perfección no existe) pero nadie me dedica frases cariñosas en Facebook o me promete que nunca me haría daño; nadie me echa de menos cuando no estoy, ni cambia su estatus del whatsapp para enviarme una indirecta, todos tienen historias de amor.

Yo solo tengo historias de obsesión, cortes en los brazos y cuello, un hígado hecho polvo por todos mis intentos de acabar coigo misma. No tengo historias felices.

Soy una mentirosa, siempre les digo “yo solo quiero sexo” “paso de compromisos” “yo tampoco busco pareja”. No quiero parecer como las demas, ni quiero mostrar mi debilidad y las ganas que tengo de que alguien me diga “te amo más que nada en esta tierra”.

Sigo aparentando ser una hija de puta que solo quiere los hombres para usar y tirar, nunca daré el primer paso otra vez, ni llamaré, ni escribiré mensajes a menos que sea  para responder. “Vente a vivir contigo, yo te quiero” dice uno, pero yo no, me rechazó hace 4 años cuando me dijo que no queria nada serio, yo fingi que estaba todo bien y llegue a mi casa a cortarme y a llorar por sentirme utilizada. Ahora dice que me quiere, que se quiere casar conmigo, lleva años sin rendirse pero ya no tiene oportunidad quien rompió mi corazón una vez.

Otro dice que siente cariño por mi y es un plasta, cuando yo le quise me dijo que estaba conociendo a alguien más. Soy algo rara, pero quiero una historia que no comience mal sino perfecta desde el principio

9 thoughts on “Dulce cotineanidad”

  1. Tenías razón. No debes ofrecer tu ayuda a quien no te la pide. Pero aún así, quisiera poder ayudarte. Y no puedo. No hay varitas mágicas, ni nada por el estilo, ni existe el pais de oz, donde si echas agua a la bruja todo florece. No, y no puedo hacer que sea así, ni tu tampoco. Y he estado pensando qué decirte, y si debería, y encima de esas dudas, no se me ocurría nada. Oz no existe. Así que te voy a contar lo que me acaba de pasar a mi. Hoy ha venido mi hijo llorando del colegio. Su profesora ( una zorra que se va a encontrar lo que no busca) le ha reñido mucho, no me ha contado el motivo, tiene tres años. Ahora mismo, en la cama me ha contado que ha coloreado un sol y se ha salido. Según él, la diligente funcionaria muy aficionada a los castigos, le ha reñido mucho. Entonces he buscado entre mis cosas una estrella de david. Le he contado, con la voz mas dulce que he podido, que es el sol mas brillante, y que él lo tiene grabado en la frente y el pecho. Que solo lo tienen los niños buenos, y solo lo pueden ver las personas buenas, y da igual que se salga pintando, o que se equivoque con las letras. Siempre tendrá su estrella porque es bueno. Se ha dormido abrazado al colgante, sonriendo. En octubre yo estaba fatal. No se cómo, no lo recuerdo, tu blog me ayudó. Es curioso como funciona la mente humana, pero lo hizo. Si no llegas a existi, quizas mi hijo hoy no se hubiese dormido sonriendo. Es en parte gracias a ti. No te conozco, pero no creo que seas perfecta. Ni terrible.Pienso, eso sí, que luchas contra algo terrible. No me gusta llamarlo trastorno, suena aséptico. Suena a anestesia de la realidad. Es una herida en el alma. Y eso te convierte en valiente. Imperfecta, pero valiente. Los cortes? Una forma de luchar contra ese monstruo, cuando estás demasiado cerca de su terreno. Porque tiene un reino propio, de dolor y necesidad, que podemos ver. Que puedes ver. Y ese mundo nutre a éste, le da agua, es agua. Pero hay un límite marcado. Mas o menos, esa franja de la playa donde te mojas a veces los pies. Mantente lejos del agua, y cuando no puedas, piensa en la estrella de mi hijo. Seguro que la tienes, porque has hecho posible la sonrisa de un niño. Y eso salva todo

  2. Solo intento ser yo misma… Me ha gustado la historia que contaste a tu hijo, ya solo por él mereces (tienes) vivir. Una chica de mi barrio, quedo embarazada de un amigo de la infancja, vecino mio, ella sufria mucho despues de ir a vivir a casa dd sus suegros, a saber porque pero una vez supe que se habia suicidado con unas cuantas pastillaa para dormir y dejo una hija muy chica que nunca sabra quien fue su madre pues sus abuelos se enpeñaron en borrar sus jovenes recuerdos…

  3. Es duro, y lo peor es que llevas años así por lo que veo. Tengo 20 años y hace 2 me diagnosticaron TLP. Esa información dio sentido a mi vida, y me ha ayudado muchísimo. Actualmente estoy en tercero de psicología, y no estoy curada, pero me entiendo. Entiendo practicamente todo de mi conducta, mis emociones, mis pensamientos. Y eso me ha ayudado mucho. El día 16 de este mes de hecho, me examino de la asignatura personalidad, y creo que actualmente es el tema del que más he sabido en toda mi vida. Me duelen tus palabras porque hace poco más de un año yo estaba igual. Me gustaría ayudarte, me gustaría calmar un poco ese caos desbordante que veo en ti. Esto no tiene cura amiga, pero eso no significa que la cosa no pueda mejorar. Si quieres contactar conmigo, voy a dejarte mi correo. mariabsoldevila.mb@gmail.com

    1. Yo tambien entiendo lo que me pasa y exactamente por qué me pasa, mi mayor problema es la depresión pero no creo que tu estuvieses como yo ahora, yo a,los 20 estaba en otra etapa es cierto e hice cosas terribles mas de lo que podria soportar una persona normal. A los 26 no significa que no haya mejorado, de hecho soy independiente, vivo sola y por lo tanto conmigo misma, mi impulsividad desaparecio poco a poco con bastante trabajo, de hecho en mi diagnostico normalmente ponian tlp y ahora ponen trastorno depresivo mayor. No diria que es una mejora pero si comparas es porque muchos de los sintomas los tengo controlados o los mantengo a raya, tanto que es dificil diagnosticarme como tlp actualmente pero yo sé y los médicos que me han visto siempre saben el duro camino recorrido, de sentir que no podia aguantar mas de 1 semana seguida en un trabajo estuve los ultimos 3 años trabajando y 4 llevo en la misma empresa, de no poder mantener una relacion por mas de un fin de semana tuve una desde el 2013 hasta el 2014 un año completo. La phobia y el miedo al rechazo lo asumo como parte de mi vida. Desde hace un año no me hago cortes, lo cual fue constante y nunca menos de una,vez al mes desde los 14 años.

  4. Yo no se nada de psicología, pero por lo que veo, a cada uno nos afecta de una manera. Desde los 16 hasta los 23 mas o menos yo era muy agresivo. No conmigo mismo, mas que golpes en la cabeza contra la pared, sino son los demás. Hacía mucho deporte, y la supongo que la sensación de romper fibra ( es un dolor muy agudo) sustituia de alguna manera esos cortes. Yo siempre dije que me hacían mas real. Estudié filosofía, y acabé ( salvo que, como buén tlp, dejé colgando una asignatura….la que mejor se me daba y da). Tuve varios trabajos, y a los 26 mas o menos me hice funcionario. Controlé la agresividad, en esa época. Comencé derecho, y lo dejé. Tuve problemas con todos mis jefes, pero nada reseñable. El orden y la disciplina eran importantes. De hecho lo llenaban todo…tuve destinos por todas partes de españa, bastante complicados, aunque yo no lo notaba así. Necesitaba probarlos. Aprendía de todo, con una rapidez increible, a costa de dedicar 24 horas del día….sin embargo nunca saqué partido de esa capacidad. A los 32 mw puse una pistola en la cabeza, coincidiendo con el embarazo de mi mujer y la compra de mi piso. En el trabajo dijeron que solo era un poco de ansiedad y continué. A los 36 o 37 me negué a someter a acoso a un subordinado, así que comenzaron conmigo. Me di de baja ( me di, como si fuese una elección….) y me diagnosticaron tlp. Entre medias tuve un ingreso psiquiatrico….me dijeron que no sabian como, lo había controlado sin ayuda clínica, pero que mi situación laboral lo hizo explotar…y hasta hoy…estoy con tranxilium y escitalopram….y tengo muchas rachas. Me dicen que cuando deje mi destino actual volveré a ser el que era, con limitaciones que me marcarán. Otros psicólogos ( estos del trabajo) y mi abogado me dicen que me prepare para la jubilación…¡ todavía no tengo 40!….leo historias y a veces me siento muy identificado…sobre todo en la sensación constante de vacío, y en la baja autoestima. En los intentos de suicidio ( van dos y otro a los 14 que fue ridículo), no hace falta sentirse identificado…es una realidad objetiva… Otras experiencias, no tanto. He aprendido a que la mejor manera de llamar la atención es no hacer nada. He aprendido que a veces los demás no tienen la culpa de mis fracasos. Desgraciadamente ha derivado en que ahora pienso que tengo la culpa de todo. He mitigado mi hiperresponsabilidad. Sigo obsesionandome con cosas….a veces pierdo contacto con la realidad. Cuando la pérdida es total, dura pocos segundos. Cuando no lo es tanto y creo que todos me engañan y quieren hacer daño, dura unos 30 dias, a veces mas, a veces menos…y ahí es cuando mas dañido soy. No tengo adicciones, mas que el café. El sexo lo encuentro aburrido, desde siempre. No así la sensación de romper tabues…lo dicho, creo que somos personas, y a cada uno, nuestras ” heridas en el alma”, como he dicho arriba, nos afectan de maneras distintas. Ahora creo que la clave es pasar desapercibido en el mundo de los ” normales” mientras alimentamos solo con sobras ese algo oscuro que vive dentro de nosotros….es dificil

    1. Debe ser muy duro haber sido diagnosticado tan tarde porque por lo que veo toda tu juventud fue sufrimiento. En mi caso, al menos fui diagnosticada a los 19 años… recuerdo muy bien ese día…. le pregunté a la psiquiatra después de intentar cortarme el brazo desde la articulación del codo con un cuchillo de cortar jamón (si tengo cicatrices asquerosas), bueno, le pregunté : “Que me pasa, me duele y nada lo calma, siento que no estoy aqui sino mirando todo desde fuera pero aún siento dolor”. ella me contesto: “¿Has oído algo acerca del trastorno limite de la personalidad?” desde entonces mi vida cambio, aunque muchos dicen que la medicación no funciona en los borderline, están muy equivocados, al menos en la parte depresiva funciona perfectamente y gracias a eso he tenido largos periodos de estabilidad, de hecho antes escribía muy poco en el blog, una vez al año o a veces ninguna y era precisamente porque estaba estable, dentro de mi locura, trabajando, con una rutina. Pero las conductas autodestructivas como beber, drogarme o dejar la medicación han hecho que recaiga muchas veces. Pero tener un diagnostico es una bendición, y no soy religiosa pero en esta etapa de mi vida después de 7 años de haber sido diagnosticada y con un intento de suicidio reciente, me siento más fuerte, de hecho cada vez me duro menos en la planta de psiquiatría, dicen que es una recaída menor, pues la impulsividad y la ira es algo que no siento desde hace mucho tiempo, lo unico que no ha desaparecido es esa sensación de vacío, pero estoy muy cerca a encontrar mi lugar, al menos estoy optimista al respecto. No es las veces que te caigas, sino lo rápido que te levantes, lo que al final cuenta.

  5. Pero yo no lo recuerdo como sufrimiento. Lo recuerdo como lucha constante y cambio constante. Cambiar de personalidad cada cierto tiempo. Y adaptarme al medio. Lo peor era la sensación de sentirme “malo”. Mala persona, dañina. Y supongo que de ahí venía mi necesidad de ocuparme de los demás…por encima de lo necesario. Eso hacía que quien pudiese merecer la pena, se apartase de mi por pesado, y quien no, se aprovechase…. Y sentirme idiota por ver, desde el principio que esas personas no merecían la pena, pero necesitar “salvarlas de si mismos”… Y claro, quien con niños se acuesta….eso era lo peor. Sobre los 24 años, mas o menos, conseguí dejar de hacer daño intencionado a mi familia…lo demás no importaba tanto. Yo no importaba, a fin de cuentas ” era malo”…

    1. Te entiendo muy bien, la necesidad de retener o de obtener el cariño o el afecto de los demas nos hace caer en el error de ser pesados, de excedernos con los regalos …imaginate yo me gaste 5000 euros en un coche para un ex novio que me maltrataba, para ver si asi podia hacer que me quisiera y estuviera conmigo…ahora sigo siendo igual pero lo camuflo… En fin, yo no creo que seamos malas personas.

      Yo empece a escribir mi historia en mi ultimo post

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s