Neutrales

La estupidez de llamarse Hadelyn

No puedo contener las lagrimas, ver como mi fuerza decae no es precisamente lo que uno planea para una muerte rápida, por eso, intento acelerarlo, pero no soy una adolescente no puedo dejar cabos sueltos. Pero oh dios!! Como me gustaria!

La cicatriz de mi garganta está apenas rosácea; pero es todo tan vacío, estoy el limbo, y aqui no hay bebés sin bautizar, sólo yo y mis chistes sin gracia, mi humor negro y mis 27 años de soledad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s