personal

Papa o autobus.

Hay cosas que empiezan a tornarse nubladas en mi mente, se desvanecen en el gris de mi memoria y tal vez sea mejor así, sin embargo hay otras que me gustaria jamás olvidar porque me enseñan el camino que he recorrido para llegar hasta aquí.

Cuando era niña era tan pobre que mi casa no tenía suelo y yo caminaba en la tierra descalza, algunos familiares tenían lastima de mi madre y de nosotros y nos llevaban comida, ropa, libros, nunca fue extraño para mi tener que hacer cosas como pedir en la tienda de la esquina alguna libra de arroz o harina, le decía que se lo apuntara a mi madre en la cuenta. Mi madre jamás iba, siempre me mandaba  mi, porque le daba mucha vergüenza su miseria y el hecho de que ella y el tendero supieran que no era más que una fantasía eso de que alguna vez llegaría a saldar la cuenta.

En la escuela secundaria tuve que irme a estudiar a un colegio en el cual me habían dado beca pero estaba a unos 10 km de mi casa, mi madre me daba el desayuno y algo de dinero para ir y volver en el autobus, a veces no tenía dinero y me decía que tenía que pedirle al conductor que me trajera gratis; solia darme mucha vergüenza pero alrededor de los 15 era una experta en el arte de colarse en el transporte publico, tambien fui vendedora ambulante y mi hermano vendía las canicas que ganaba jugando.

Mis compañeros de clase siempre llevaban dinero para comer algo en el recreo, yo nunca tenía, sin embargo los días que mi madre me daba dinero para volver en autobus, lo usaba para comprar algo de comida, alguna empanada, un dedo de queso o una papa rellena. Asi que frecuentemente me ví obligada a caminar 10 km con el sol a mis espaldas, tan caliente que bronceaba mi piel.

Me gustaba llegar a casa a la 13:00 y encontrar un plato de comida en la mesa. En esa epoca de mi vida, el único lujo era comer. Mi madre me decía que algún día sería rica y le compraría una casa, que ella sabía que yo era inteligente y triunfaría en la vida…y transcurrían los días fantaseando con días mejores en los cual pudiéramos comer asados de carne y tener mas de un par de zapatos.

La gente sentía lastima de mi por ser tan asquerosamente pobre, yo lloraba a veces en las noches porque tenía hambre. Soñaba con el día en que pudiera comer todo lo que quisiera y no sentir que estaba en lo más bajo de la escala social.

Lloraba porque mis compañeros y mis primos me humillaban por no tener muñecas ni juguetes. Nunca tuve caros regalos de navidad; una vez nos compraron una bici… para mis hermanos y para mi. Una bici para los tres, pero para mi era lo más grande de este mundo. Me sentía afortunada y rica como jeque arabe.

Recuerdo lo sabrosa que sabía la comida y me entra nostalgia, a veces e intento recrearla, pero ya no tiene el mismo sabor; el sabor de lo inalcanzable.

Ahora, vivo en un apartamento pequeño, pero con suelo, calefacción y tengo internet, una tele gigante, un portatil, un ordenador de sobre mesa, tablets, iphone y otro montón de artilugios. Podría decir que soy una miserable por ganar un poco más del minimo y vivir de alquiler en vez de mi propia casa, pero no me siento así. Me siento afortunada por saber lo que significa ser realmente pobre y valorar mi vida sencilla, porque algunas personas apenas pueden soñar con tener un plato de comida y no tener que escoger entre viajar en autobús ó comerse una papa rellena.

8 thoughts on “Papa o autobus.”

  1. Está bien ser humilde y saber valorar las cosas más básicas de las q disponemos como se debe hecho q a menudo no hacemos.

    Por lo q dicen en el TLP el enfoque suele ser distinto y hablan q los afectados sienten q el mundo está en deuda con ellos por un triste pasado y q se les debe compensar (cuidar) por ello. En tú caso no te sientes así?

    1. No…. Para nada, el espectro del Tlp debe ser más amplio de lo que se piensa y no todos los TLP tienen un pasado triste. En teoría tengo un trastorno del estado del ánimo, que es distinto aunque tenga rasgos de TLP. No creo que mi pasado sea triste, nunca lo recuerdo de esa manera, escasamente puedo recordar y los pocos recuerdos que tengo intento atesorarlos aquí

      1. Es lo q tienen las enfermedades q se diagnostican por criterios y q los criterios dependan del entorno. Lo de la infancia triste lo he supuesto a partir de alguno de tus escritos, aunque está claro q varios episodios malos no tienen q suponer q la visión global sea tb mala.

        Dentro de lo malo del trastorno hay una cosa q envidio y es justamente vuestra capacidad de olvidar y empezar de nuevo siempre con la máxima ilusión, una persona con más memoria no podría como si nada con tantas cicatrizes

      2. Generalizas un montón, y tener TLP no define nuestras capacidades, talentos, ni siquiera nuestra personalidad. Yo solo es un indicador de que algo no se ha desarrollado de manera correcta lo cual no define absolutamente nada.

      1. Más q “parecidos” yo hubiera dicho “iguales” , no me gusta para donde se está dirigiendo la conversación y no quiero continuar por ahí.

        Tú eres la mejor y única por eso te leo y me gusta tanto lo q escribes. Pasa un buen día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s