Neutrales

No odies tu cuerpo

Siempre me he preocupado por mis aspecto demasiado, era lo único que tenía, o al menos eso creía, nunca estuve lo suficientemente contenta conmigo misma y a pesar de lo feliz que me hacia por unos segundos escuchar que los vecinos, o los chicos del barrio decían que era la más guapa, la que mejor tipo tenía, nunca tuve suficiente con sus halagos, era el blanco de todas las miradas, tener el aspecto de una muñeca, unas curvas envidiables y una cintura que parecía que no iba a sostener mi cuerpo era todo lo que la gente veía y poco a poco pasé de ser una chica brillante que escribía artículos interesantes y sacaba buenas notas, a ser una mujer vacía y superficial, preocupada porque zapatos se podría el fin de semana y cuanta gente admiraría su belleza, una chica cuya única meta era encajar en la sexualizacion que la sociedad hacia de la mujer (que debe estar perfecta a cualquier edad,  ya sea como una adolescente cachonda o una madurita sexy) y deseaba continuar recibiendo esos comentarios de acoso que tanto le repugnaban pero sin los cuales paradojicamente no podia vivir.

No se tienen 15 años siempre y cuando gastas tanta energía en conservar tu apariencia física, en preocuparte por lo que piensen los demás, no desarrollas tus capacidades, no contribuyes en la sociedad y no tienes una vida plena.

Cuando los demás te pregunten, a que te dedicas, Qué dirás??  A ser una mujer deseable?, a tener el vientre plano  y tratar de ser un objeto meramente ornamental en esta sociedad.  Es el mensaje que nos mandan todas las fotos de modelos semidesnudas de 17 años, con una belleza inhumana e inalcanzable, promocionando lo que sea.

Dicen que el machismo no existe,  mientras muchas mujeres maduras o incluso jóvenes sucumben cada día a pasar por el quirófano, para seguir pareciendole atractiva a hombres de su edad, normales,  calvos,  gordos,  delgados,  guapos o feos pero que no sienten presión alguna por cambiar, los cuales hacen deporte para liberar endorfinas no para que no les llamen “gordos perezosos” por tener un par  de kilos de más.  Las tallas de hombre son muy diversas desde pequeña hasta gigante, las tallas de las mujeres en las tiendas solo son pequeñas y las que no tengan una talla pequeña deben ir a una tienda de tallas grandes especiales. Sé que esos mensajes son ofensivos pero podemos cambiar la manera en que enfocamos nuestra vida,  dejar de centrarnos en nosotros y pensar mas en lo que podemos aportar a este mundo para mejorarlo. Al menos es algo que he pensado hoy.

No odies tu cuerpo por su apariencia, ámalo por todo lo que puedes hacer con él.

3 thoughts on “No odies tu cuerpo”

  1. he llegado ha este blog, buscando una opinion sobre amai-tlp, yo actualmente vivo solo , soy pensionista, pero no tengo ningún tipo de apoyo. me gustaría recibir atención pero creo que amai no es ni de lejos barata. saludos

  2. Hola Sophy, tu blog, y conocer esta parte de ti, y compartir los sentimientos que expresas me ha ayudado un poco en estos dos últimos días, pues lo estaba llevando más que mal. Me gustaría compartir también las mías contigo, así que te dejo la dirección del mío. Me encantará seguir leyéndote todas las madrugadas. Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s