Trastorno Bipolar

La locura mixta 

Llevo unos cuantos días (después de haber estado bastante eufórica y enamorada de cada tio que conocía) en los que no puedo parar de reírme y luego llorar, sentirme culpable y luego orgullosa de mí misma; tener tan alta autoestima que creo que soy el centro del universo y en el mismo día no querer mirarme al espejo, es como si el color de mi cristal con el cual miro realidad oscilara a una velocidad extremadamente rápida… Me siento triste pero al mismo tiempo, eufórica con un corazón palpitando rápidamente. 

Me cuesta seguir en estos días, los síntomas depresivos son muy intensos pero los síntomas maniacos no son menos preocupantes. Pienso en drogarme muy a menudo y lo hago, como mucho,  practico mucho sexo y además sadomasoquista… No sé a ciencia cierta si las cosas que me suceden son reales o productos de mi imaginación. Quiero salir de casa; no, quiero quedarme en ella. Espera: creo que voy a salir. Bueno, no lo sé, es todo tan complicado que en estos momentos es cuando se esta más predispuesta al suicidio, o al menos eso me dice mi experiencia 

Poemas, Trastorno Bipolar

ESCRITORES BIPOLARES O DEPRESIVOS

No sé si será casualidad pero algunas de las personas más inteligentes que conozco tenían algún trastorno mental, así pues algunas de los mejores escritores de nuestra época han sufrido trastorno bipolar o depresión maníaca y seguramente en otras épocas anteriores a la psiquiatría también hubieron grandes artistas y genios que lo padecieron.

No es irónico que lo que más admiren los demás de ti y lo que te hace especial es aquello que te cause más dolor?

Charles Bukowski, Ernest Heminway, Virginia Woolf, Sylvia Plath y Anne Sexton son algunos de los escritores que más me gustan a pesar de haber sufrido muchísimo durante gran parte de su vida y en la mayoría de los casos, finalmente cometieron suicidio.

El siguiente es un gran ejemplo de a lo que me refiero:

 

Por Anne Sexton
Traducción: Griselda García

Ahora que lo preguntas, la mayor parte de los días no puedo recordar.
Camino vestida, sin marcas de ese viaje.
Luego la casi innombrable lascivia regresa.

Ni siquiera entonces tengo nada contra la vida.
Conozco bien las hojas de hierba que mencionas,
los muebles que has puesto al sol.

Pero los suicidas poseen un lenguaje especial.
Al igual que carpinteros, quieren saber con qué herramientas.
Nunca preguntan por qué construir.

En dos ocasiones me he expresado con tanta sencillez,
he poseído al enemigo, comido al enemigo,
he aceptado su destreza, su magia.

De este modo, grave y pensativa,
más tibia que el aceite o el agua,
he descansado, babeando por el agujero de mi boca.

ANNE-SEXTON-7No se me ocurrió exponer mi cuerpo a la aguja.
Hasta la córnea y la orina sobrante se perdieron.
Los suicidas ya han traicionado el cuerpo.

Nacidos sin vida, no siempre mueren,
pero deslumbrados, no pueden olvidar una droga tan dulce
que hasta los niños mirarían con una sonrisa.

¡Empujar toda esa vida bajo tu lengua!
que, por sí misma, se convierte en pasión.
La muerte es un hueso triste, lleno de golpes, dirías,

y a pesar de todo ella me espera, año tras año,
para reparar delicadamente una vieja herida,
para liberar mi aliento de su dañina prisión.

Balanceándose allí, a veces se encuentran los suicidas,
rabiosos ante el fruto, una luna inflada,
Dejando el pan que confundieron con un beso
Dejando la página del libro abierto descuidadamente
Algo sin decir, el teléfono descolgado
Y el amor, cualquiera que haya sido, una infección.

 

personal, Trastorno Bipolar

En el otro polo, el que mola

Llevo unos 8 meses bastante normal, tanto que las personas que me han conocido en este tiempo me definirían como una persona normal y no podrían imaginar la veracidad de la mayoria de relatos en mi blog.

Intento no dejarme llevar por la manía, pero desde que me levanto de la cama,  siento ese fuego que todo lo quema, encendido en medio de mi pecho, ese amor incondicional hacia mi misma que me deleita.

Sé que suena un delirio de enferma bipolar, borderline o ambos como es mi caso, pero siento que soy especial, pero no un poco especial como dicen por ahí, sino la persona más especial de este planeta; mi luz interna ilumina todos los caminos por los que paso y mi belleza es sólo comparable con la hermosura de mi alma.

Siento que nada puede lastimarme, estoy fuera del alcance humano; en una nube etérea, ningún hombre o mujer pueden siquiera imaginarse lo que es el verdadero amor, esa clase de amor que siento cuando me miro al espejo y siento que se me humedece el coño al hacerlo.

Puedo leer mentes y sé que todos me adoran aunque algunos aún no lo sepan,  sé que me necesitan y me desean, por eso camino con la cabeza ergida por encima de toda vanidad de este mundo.

TLP, Trastorno Bipolar

BORDERLINE- BIPOLAR ¿QUÉ SOY?

Escribir es casi lo único que puedo hacer para conservar mis recuerdos, ya que lentamente se van desvaneciendo según pasan los días, es triste pero ahora no sé si lo que recuerdo en realidad pasó o lo creó mi mente.

Una de las mayores dudas que han surgido en los últimos años, tanto para mi como para los especialistas que me han tratado es saber si sufro el  trastorno borderline o el trastorno afectivo bipolar. La mayor diferencia entre uno y otro,  es que el trastorno bipolar es un trastorno del estado del ánimo, al igual que la depresión y el tlp es un trastorno de la personalidad. Se puede decir que los borderline son constantemente inestables y los bipolares reaccionan dependiendo a su ciclo.

Me diagnosticaron el trastorno limite por mis autolesiones pero carecía y aún carezco de muchas de las otras caracteristicas, como el irracional miedo al abandono y la impulsividad constante y la ira descontralada.

Razón por la cual hace unos años le pedí a mi psiquiatra que me diagnosticara de nuevo, pues estaba casi segura que era bipolar pues no siempre me sentía mal… y me di cuenta que mis cambios de animo pasaba casi siempre en las mismas épocas del año; 3 meses al año estoy prácticamente incapacitada para trabajar y de repente me da por volver, ser amable con todos, ayudar con todo lo que puedo, escribir en este blog, llevar una vida decente, cocinar, limpiar, hablar con la gente,  hacer amigas, creerme guapa, en fin, muchos de los síntomas de algo que no llega a ser una fase de manía pero si hipomania, a veces siento que al no tomar eutimizantes (normalizadores del estado de ánimo) sino sólo antidepresivos, estoy acelerando estos cambios.

A la conclusión que quiero llegar es que lo importante no es lo que te diagnostiquen sino saber tratar los sintomas.

Mañana tengo que ir al psiquiatra cuando venga os cuenta si pude lograr que me manden algunas benzodiacepinas que necesito doparme mucho mucho.

Ataques de euforia, personal, Trastorno Bipolar

LE QUITE LA VIRGINIDAD A UN GORDO

En medio de una de mis nebulosos episodios maníacos, estaba hablando con un viejo amigo de unos 23 años; feo, obeso y se está quedando calvo, no era ni de lejos mi prototipo; me estaba contando que iba a suicidarse este año, el pobre es maníaco-depresivo y encima era virgen!! pero yo estaba hipomaníaca y llena de energía así decidí ayudarle en medio de mi infinita bondad desinteresada, a perder su virginidad, le dije, “vente en un taxi pa´mi casa que yo ayudo con eso” él insistía en que era muy feo, muy gordo, muy calvo, que nunca le iban a tocar ni con un palo y yo no puedo permitir que un ser humano se sienta así, porque el sexo no sólo es para dar placer sino también para ayudar a las personas, lo sé, porque cuando realicé mi magnifica labor de prostituta, encontré hombres así y es una sensación bellisima poder ayudar a un fracasado pervertido a por lo menos sentirse alguien por un momento.

Mi amigo llegó a mi casa y no sé por qué pero no puedo recordar más, cuando lo intento, se pone todo borroso en mi mente, lo único que recuerdo es que era difícil verle el pene por debajo de esa enorme barriga, no recuerdo si se la chupé o si me la metió, sólo sé que desconecté de la realidad porque no logro recordar nada, sólo esa imagen espantosa de estar desnuda con él en la cama, tocandole su miembro.

Al menos soy buena persona y lo hice gratis, incluso le presté 1500 euros que necesitaba para no sé que cosa de su cáncer inventado (aunque él cree que no sé que miente) es un fracasado, así que no me dolió darle un poco de alegría, un hombre no puede permanecer virgen siempre, ni siquiera este. Esa es mi opinión.

Otra vez estoy pensando a creer que soy bipolar, tengo muchos episodios maníacos, donde desconecto de la realidad y no logro recordarlos del todo (sin tomar drogas).

Tal vez soy bipolar con el trastorno limite, he leído que es frecuente que ambas patologías coexistan.

Mis sospechas de que estoy padeciendo un episodio maníaco se fundamentan en lo siguiente: Estoy muy nerviosa, me siento eufórica, no paro de mover las piernas, las muevo tan rápido que me duelen cuando llego a casa, como si viniera del gimnasio y mis ojos de paran de mirar a un lado y otro, me despierto hasta 5 veces en la noche, no paro de hablar (tanto que incomodo a mis compañeras de trabajo) empiezo otra vez a tener proyectos disparatados, quiero pintar, tocar violín, escribir, estudiar idiomas, y todos estos pensamientos se agolpan en mi cabeza, empieza a darme igual la soledad, no me da miedo absolutamente nada, creo que tengo el poder de convencer a la gente de que hagan lo que yo quiera. Me siento genial, pero sé que no es un comportamiento sano, creo que mi antigua psiquiatra sospechaba que era bipolar porque me recetó Carbamazepina,  Trileptal, Topiramato, entre otros eutimizantes pero pedí que me los retiraran por los efectos secundarios.

Bueno, saludos a todas y todos.

PD: todo el dia he estado escuchando voces en mi cabeza que dicen mi nombre, me giro y no hay nadie.

Ataques depresivos, personal, Trastorno Bipolar

Luto – depresión

Se ha muerto el domingo mi primo favorito…aunque hace años no le veía era con el que más tenía relación…me siento destruida… me he dejado robar 1000 euros de un supuesto amigo que me los ha pedido prestados aprovechando  mi vulnerabilidad emocional y ahora me he atrasado con el alquiler….no tengo ganas de hacer nada, no he ido a trabajar. Ojala pudiera ser una muñeca y vivir en una caja o simplemente asfixiarme de una vez debajo de estas sábanas.
Mi vida se extingue y empiezo a agotar las esperanzas de reconstruirla. Soy una cucaracha que vive rehuyendo de la luz.